Búsqueda personalizada
bersoahoy

Cómo esta Colombia

Utilice la herramienta "Post" para escuchar la
noticia. Se encuentra abajo al finalizar cada entrada.
Haga clic y escuche...

Promo bersoahoy

viernes, 6 de enero de 2012

Rajoy se adelantó para conjurar crisis económica


José Luis Rodriguez Zapatero tardó seis años en dar un giro de 180 grados y hacer lo contrario de lo que siempre había prometido. Mariano Rajoy, seis días
Mariano Rajoy
Pero si se busca el origen de los dos giros, muy distintos en su presentación y estrategia —el presidente ha aprendido mucho de los errores que hundieron a su antecesor—, se encuentra lo mismo: los mercados y Europa. Rajoy decidió desmentirse a sí mismo e incumplir su promesa de no subir impuestos al comprobar que no hacerlo podría provocar graves problemas a la deuda española, según fuentes del Ejecutivo.
Fue una semana frenética. Todo se cocinó en secreto y entre pocas personas. El Gobierno conoció el lunes la estimación de que el déficit llegaría al 8%. Ante el temor de que la prima de riesgo española se disparase en febrero, cuando se conociese la cifra oficial, ya sin tiempo para reaccionar, decidió adelantarse. A costa de empezar a incumplir sus principales promesas desde el primer Consejo de Ministros con contenido. Para el Ejecutivo de Rajoy, es clave dar la sensación de que lleva la iniciativa. No puede ir por detrás del mercado nada más empezar, según fuentes del Gobierno.
Las decisiones se tomaron en contacto con Berlín, el Gobierno más poderoso de Europa, al que Rajoy intenta acercarse mientras se distancia de Italia, cuya deuda tiene ahora muchos más problemas que la española, y con Bruselas, según las mismas fuentes. No en vano el mismo día en que se dio a conocer el ajuste, Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión Europea encargado de asuntos económicos, hizo una nota para aplaudir las medidas —que conocía mucho antes de que se hicieran públicas— y reclamar al Gobierno español que ahora se centre en la reforma laboral.
Rajoy no quería que le pasara como a Zapatero, explican en su entorno. Esto es, que los acontecimientos y la presión de la prima de riesgo le desbordara. Por eso ha decidido ir por delante, dar la sensación de que toma la iniciativa y no es Europa quien le obliga —aunque en privado esté todo hablado—.
Si no reaccionaban, corrían el riesgo de que el Ecofin del próximo 20 de enero, como le pasó a Zapatero, les torciera la mano y les exigiera que subieran impuestos, algo que Europa lleva meses reclamando, aunque siempre hablaba del IVA, no de IRPF. El coste es alto.
El PP ha enfrentado al corazón de su electorado: la clase media que cotiza en el IRPF o los que tienen rentas del capital. Además, el recorte profundizará la recesión.

Las malas noticias llegaron 

El interventor general, aún el que puso el PSOE, comunica al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que la previsión es que el déficit se vaya al 8%. Dos puntos más del objetivo, 20.000 millones de euros más de recorte para bajar al 4,4% en 2012. Hay quien señala en el Ejecutivo que incluso podría irse más allá del 8%, por los excesos de las comunidades —casi todas en manos del PP— y la caída de la recaudación en el último trimestre, ya casi recesivo. Aunque ahora se hagan los sorprendidos, todos en el PP y en el entorno de Rajoy hablaban hace meses del 8%. Con el ejemplo de David Cameron en la cabeza, que perdió apoyo por ser muy sincero en campaña, Rajoy prometió hasta el último momento, incluso en el debate de investidura de hace 10 días, que no subiría impuestos y que el primer tijeretazo por el déficit sería de 16.500 millones de euros. Los suyos dicen que no es lo mismo intuirlo que ver la cifra real sobre la mesa. Leer más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: